La Revolución Jigote dio insumos para el proyecto de fotomultas

Sancionar las infracciones viales con sistemas automatizados es el proyecto del municipio. La Revolución Jigote fue invitada para retroalimentar el proyecto de ley de fotomultas. La reunión fue el 30 de septiembre. También fueron invitadas otras organizaciones como Aprehende, Tu Me Importas y El Propio para Parquear.

El objetivo era hacernos conocer el proyecto y enriquecer la propuesta con insumos de la sociedad civil. La reunión fue dirigida por el director de Semáforos y Señalización, Rolando Ribera.  Hicimos varias observaciones y recomendaciones que esperamos sean tomadas en cuenta a la hora de ajustar la ley y su reglamentación.

¿De qué se tratan las fotomultas?

La propuesta consiste en sancionar las infracciones más comunes como no respetar los semáforos, superar el límite de velocidad, parquearse en lugares inadecuados, manejar sin el cinturón de seguridad y usar el celular mientras se maneja. Cada una tiene su propia tecnología y su implementación será gradual. Por ejemplo, los primeros meses de sanción serán simbólicos.

En principio recibimos la noticia con agrado ya que si el control es automático, no hay necesidad ni lugar para que infractor y agente negocien. Así se combate la corrupción y se mejora el orden y la seguridad en las vías. Pero, sobre todo, porque controlar y sancionar es uno de los pilares de la educación ciudadana -junto con la planificación de campañas y el acondicionamiento de la ciudad.

¿Que recomendaciones hicimos?

Hemos recomendado entre otras cosas que el dinero recaudado se invierta únicamente en cultura vial. Es decir, en señalización exhaustiva, campañas sostenidas y permanentes de educación vial, grúas y la incorporación gradual de una guardia municipal de tránsito.

También hemos recomendado que se tome en cuenta al transporte público en la implementación de la norma. Si se sigue evadiendo el problema, esta implementación fracasará. Los conductores de micros son infractores sistemáticos de las normas de tránsito (es habitual verlos saltarse los semáforos rojos, subirse a las aceras para marcar tarjeta a tiempo y encontrar más pasajeros, exceder los límites de velocidad, etc) no porque sean “malas personas” sino porque no tenemos un Sistema de transporte público sino una verdadera jungla donde los dueños de las rutas hacen lo que quieren.

El barco avanza cuando se cumple el ciclo completo para la formación ciudadana: educación, equipamiento y sanción. Así que apoyamos con entusiasmo este proyecto, siempre y cuando se entienda que el foco no es la sanción en si misma, sino una educación eficaz. No se puede sancionar algo que no se ha enseñado y mucho menos cuando no se han dado las condiciones para que los ciudadanos cumplan. Esperamos que todas las reparticiones del municipio se articulen para que esto funcione, de lo contrario viviremos una nueva frustración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s