Paso PATITO: trabajo conjunto en educación vial

La Revolución Jigote, la Policía, El Propio para Parquear y el Gobierno Municipal trabajaron juntos en un operativo de educación vial.
La Revolución Jigote, la Policía, El Propio para Parquear y el Gobierno Municipal trabajaron juntos en un operativo de educación vial.

El viernes pasado una Brigada PATITO de emergencia se activó para colaborar en los difíciles primeros días de implementación de la restricción de giro a la izquierda en la rotonda de la Av. Grigotá y 2do anillo. El llamado surgió desde el muy activo grupo de facebook “El Propio para Parquear”, espacio en el que muchos conductores de la ciudad comparten información y llevan adelante un acucioso monitoreo de las políticas municipales de movilidad urbana. 

En ese espacio se vienen discutiendo acaloradamente los avances y contratiempos del plan municipal de adecuación de intersecciones en el 2do anillo de la ciudad, consistente básicamente en restringir los giros a la izquierda. Cuando el turno le tocó al nudo Grigotá, resultó evidente que un poco de ayuda podría hacer una diferencia, pues los miembros del grupo identificaron el comportamiento de los peatones (al cruzar por cualquier parte y al subir o bajar del transporte público también en lugares inadecuados) como una parte del problema. 

Fue sencillo organizarse y coordinar: bastaron algunos mensajes por “inbox” y un par de llamadas telefónicas y en pocas horas la intersección estaba llena de patitos, el tigrillo y la viudita, y hasta iron man, haciendo educación vial de manera coordinada y efectiva.

Agradecemos la disposición del cnel. Siles de la Policía de Tránsito, a los funcionarios Billy Rojas (Tráfico y Transporte) y Rolando Ribera (Señalización) del Gobierno Municipal, y a Milton Vargas de El Propio para Parquear, por demostrar con hechos que las trabas que generalmente obstaculizan el trabajo conjunto de la sociedad civil y el Estado suelen ser artificiales: nada que un poco de buena voluntad no pueda resolver. Esa es la primera conclusión de esta jornada.

La segunda tiene que ver con el hecho concreto del proceso de adecuación de vías que se está impulsando, y sobre esto queremos hacer dos observaciones:

1. No podemos dejar de hacer notar que la política municipal de adecuación de intersecciones demuestra mucho sentido común en términos de ingeniería vial, y una racionalidad presupuestaria que no es común en la gestión pública nacional: se suele preferir gastar 10 o 20 millones de dólares en un viaducto antes de agotar todos los pasos anteriores, como la barata solución de restringir giros a la izquierda, y la más vital de todas: educación vial, seria, sostenida y con control. No decimos que los viaductos no sean una alternativa: decimos que antes de llegar a ella hay pasos que agotar, responsablemente. El viaducto de 3 niveles del 4to anillo y Cristo Redentor, con sus comerciantes, paradas de flota, semáforos ilógicos y congestión, es un ejemplo de que la infraestructura por si sola no resuelve todos los problemas, y en relación con la millonaria inversión que implica, a veces incluso los agrava o crea problemas nuevos.

2. En el nudo Grigotá es evidente aquello que es un hecho en casi todos los nudos de la ciudad, y que aparece también al diagnosticarse otros problemas urbanos, y es la necesidad de que TODOS los actores estén sujetos a las mismas reglas para que un sistema funcione. Si el transporte público está exento de respetar ciertas reglas y usa los carriles de manera incorrecta, o si los comerciantes ocupan acera y calzada de las vías que funcionan como rozones de desahogo (estos son los problemas serios que detectamos nosotros, al menos) el sistema va a fracasar sin haber llegado nunca a funcionar correctamente. Y esto toca dos temas de fondo, problemas estructurales de la gestión de la ciudad no encarados desde hace muchos años: el transporte público y el abastecimiento en los espacios públicos. Elay que una iniciativa interesante puede fracasar si no asume valientemente que los problemas urbanos no están aislados uno de otro, sino que son interdependientes. 

En resumidas cuentas, apoyamos con entusiasmo el plan de adecuación de intersecciones porque puede ser la demostración práctica de que podemos ordenar la ciudad poniéndonos de acuerdo, y que eso resulta mucho, muchísimo más económico que la inversión en enormes obras de infraestructura, al menos hasta que sean realmente imprescindibles y otras necesidades hayan sido cubiertas. 

Eso si, reclamamos con voz alta que se aborde de manera seria y urgente un plan de movilidad urbana integral, que tenga como primer punto el ordenamiento del sistema de transporte público, pues todos los problemas de tráfico e inseguridad vial tienen a ese fallido sistema como protagonista o actor, y evitar el tema no lo hará desaparecer sino todo lo contrario. Lo mismo reclamamos para el tema del comercio en calles y aceras.

Insistimos, como siempre, en que todas las políticas de convivencia (y el tráfico es una forma de convivir en las vías) deben ejecutarse con la educación como su principal herramienta, pues requieren del cambio o adopción de hábitos de parte de los ciudadanos. Para contribuir con esta tarea estamos firmemente disponibles, como siempre. Eso si, un componente de ese proceso deberá ser el control y la eventual sanción, para lo cual se hace ya urgente echar a andar una unidad municipal de control del tráfico que vaya mucho más allá de sacar algunas placas a los vehículos mal parqueados: con presencia en toda la mancha urbana, esta guardia municipal de transporte deberá orientar, regular y sancionar cuando corresponda. La Constitución Política del Estado y la Ley Marco de Autonomías nos dan la competencia legal para hacerlo realidad.

Festejamos el trabajo conjunto con el municipio, y pedimos que se aborde con urgencia y seriedad los temas de transporte público y comercio en espacios públicos, para poder soñar en serio que entre todos ordenamos la ciudad.
Festejamos el trabajo conjunto con el municipio, y pedimos que se aborde con urgencia y seriedad los temas de transporte público y comercio en espacios públicos, para poder soñar en serio que entre todos ordenamos la ciudad.
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. danrod87 dice:

    Todos debemos poner el hombro para q la convivencia sea agradable, aunque la ‘responsabilidad’ la tienen alguna personas y oficinas… Si! Es posible vivir en una Santa Cruz ordenada y amable. Eso es muy Jigote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s