Fin de semana de Brigadas Patito

El clima nos dio un respiro después de semanas y aprovechamos para poner en marcha la segunda fase de la campaña PASO PATITO, que habíamos pospuesto por las bajas temperaturas y las lluvias. El viernes por la tarde y el sábado por la mañana dos grupos de voluntarios se pusieron las poleras amarillas y los salvavidas de patito de la campaña y salieron a concientizar a conductores para que respeten el paso patito o paso peatonal.

Primeras salidas de Patitos
Sonreír, aunque los conductores no nos devuelvan la sonrisa, es clave.

Ambos grupos recibieron, primero, una breve capacitación en la oficina del CEDURE, en la que les recordamos qué es PASO PATITO y qué dice la reglamentación del Código de Tránsito acerca de los pasos peatonales. Repartimos las funciones de cada uno dentro del operativo de la Brigada y luego, los voluntarios inflaron su salvavidas, se pusieron la polera y salieron en grupo al punto de concientización.

Los voluntarios van auto por auto hablando con los conductores.

El viernes estuvieron en el Segundo Anillo y Piraí. Primero colocaron el cartel de “Paso Patito a 50 metros” en un poste y luego se agruparon en la acera, a la altura del paso patito o peatonal. Cada vez que el semáforo cambiaba a luz roja para los autos, los patitos saltaban a la calzada con una sonrisa y derrochando buena onda: uno sostenía el banner de la campaña; otro se acercaba a los autos para explicar a los conductores de qué se trata el PASO PATITO y otra guiaba a los peatones perdidos que, en vez de cruzar por el paso, lo hacían entre los vehículos. Mientras, otra voluntaria estaba atenta al semáforo y, poco antes de que volviera la luz verde para los autos, avisaba usando un silbato que había que volver a la acera.

Aunque haya semáforo y el paso esté pintado, muchas veces no es respetado por los conductores. Por eso, los voluntarios lo señalizan.

Aunque en un principio hubo competencia por llegar a los conductores por la afluencia de vendedores en el mismo semáforo -había uno de pan, otra de chocolates, uno de chicles y otra de golosinas-, el voluntario que se acercaba a ellos logró hablar con tres durante el tiempo que duraba cada turno de luz roja, con éxito en la mayoría de los casos: casi todos bajaron el vidrio, escucharon la explicación y recibieron el volante. Uno aceptó el sticker con el patito que le ofreció el voluntario con el compromiso de pegarlo en su vidrio, dando apoyo a la campaña; incluso hubo una persona que levantó el meñique para saludar al patito.

El vendedor de chicles terminó sumándose a la actividad de la Brigada e instó a los peatones a cruzar la avenida por el lugar correcto.

El sábado por la mañana el grupo de patos se colocó en uno de los cruces del Mercado Abasto, en la avenida Piraí y Tercer Anillo Interno. Aquí se encontraron con más conductores reacios a ser informados sobre la campaña, especialmente micreros y taxistas. Varios de estos últimos se colocaban sobre el lugar por el que deben cruzar los transeúntes (que, aunque no estaba pintado, se debe respetar igual) y los voluntarios, con mucho humor, se acercaban para decirles que habían atropellado a los patitos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hubo muchos peatones que, cuando iban a cruzar por cualquier lugar menos el correcto, fueron interceptados por los patos y aceptaron ir hasta el paso peatonal para cruzar la calle como se debe, respetando las normas. Y es que del mismo modo que quienes conducen deben respetar las normas de tránsito, los transeúntes, también; así disminuimos el caos de la circulación y, también, la cantidad de atropellamientos.

Los patitos comprobaron que, cuando ellos estaban señalizando el paso peatonal, la mayoría de los vehículos lo respetaban, esperando la luz verde a una distancia prudencial; cuando, con semáforo en rojo, los voluntarios se quedaron en las aceras, los autos se quedaron encima del paso.

Puedes ver un resumen del fin de semana de las Brigadas en este video.

Estas han sido las primeras acciones de las Brigadas Patito, pero queremos hacerlas permanentes. Si vos también estás cansado de que los autos no te dejen cruzar tranquilo por los pasos peatonales, y de que te bocineen y casi te atropellen, no te quedés en la queja: formá parte de las Brigadas Patito. Salen de 11.00 a 13.00 y de 16.00  a 18.00, de lunes a sábado. Anotate aquí y sumate a la patota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s